Perdiendo el miedo a las tarjetas de crédito

Así como muchos aquí, vivía sin ninguna noción de que hacer con mi dinero. Vivía del día a día, de cheque en cheque, esperando al viernes para cobrar, pagar las cosas, que me sobrara alguito para poder irme de “chinchorreo” el dominguito y darme unas medallitas. Así me enseñaron, volverme crazy cuando cobraba comprando boberías y los días antes de cobrar cruzando los dedos que la tarjeta no me fuera a dar decline. La generación que me precede (o por lo menos a mi) vivía muchas veces apretá con el dinero, estirando el peso pues eran familias grandes con un solo ingreso. Además, tenían (y aún tenemos) a miles de compañías como buitres tratando de agarrar esos chavitos que sobran creando necesidades y usando la mercadotecnia para convencernos de que el pelo “lacio” es lo normal, cuáles son las cremas que no has comprado para lucir más joven o que tu celular ya está demasiado viejo y que necesita un upgrade. La razón por la que me inspire en hacer este post es para ayudar al puertorriqueño a perderle el miedo al dinero. Las costumbres de aquí en puerto rico es hablar muy poco de dinero o ignorar sus finanzas por completo porque el dinero nos resulta aburrido o tedioso.

El porqué de que la tarjeta de crédito debe reponer esa ATH

Comenzare con las tarjetas de crédito. Creo que es un buen punto de comienzo. Te convenceré de porque tu deberías estar usando una tarjeta para todos tus gastos posibles. Ahora mismo, viéndolo desde un punto de vista abarcador, si no estás utilizando tarjetas de créditos estas perdiendo dinero. Considera esto: Muchos de los bancos hoy en día en especial en el USA continental, si es que pretenden mantenerse relevantes y compitiendo, emiten tarjetas de crédito con ciertos bonos al utilizarla y/o al suscribirse a ellas. Entre estos: seguros, bonos de suscripción, cash back, balance transfers, promociones de 0% de interés por un tiempo limitado etc. ¿Te preguntaras como los bancos hacen esto? ¿Quién termina pagando estos incentivos? La gran mayoría de los negocios hoy en día acepta tarjetas de crédito como método de pago. Sin embargo, esto es un servicio que el negociante tiene que pagar. No solo eso, también, dependiendo cual sea la compañía que tramita el pago (Amex, Visa, MasterCard o Discover) incurre distintos costos (Amex puede cobrar hasta un 3% de la transacción unas de las razones porque en puerto rico no es muy aceptada). Y esto es sin contar el costo de mantener el servicio corriendo y la maquinaria necesaria. En conclusión, el negociante tiene que incrementar los precios a través de toda su mercancía para poder costear el procesar estos métodos de pagos. Al Menos que fuera a imponer distintos precios dependiendo el método de pago como lo hacían las gasolineras hace un tiempo, es la única manera de poder costear esto. Lo que significa, que, sin saberlo, estás costeándole los incentivos a aquellos que utilizan tarjetas de créditos con beneficios indirectamente. Este estudio va más a detalle con las implicaciones de esto, y hasta articula que familias pobres las cuales usualmente no utilizan tarjetas de crédito por que entre otras razones, no tienen buen crédito o no saben usarlas, costean estos premios a familias adineradas que tienden a tener mayor uso de estas formas de pago. Ahora bien, la realidad es, que el utilizarlas tiene unos beneficios muy reales. En este blog post describo los beneficios de usarlas con más detalle.

La realidad de el puertorriqueño hoy dia

Me encuentro con mucho puertorriqueño desinformado, cometiendo atrocidades con sus finanzas, viviendo en pobreza simplemente por malas decisiones. Atados a trabajos que no les gusta, pero están ahí porque tienen tantas deudas que no tienen de otra. Una vez conocí a una chica que le terminaron financiando un Yaris en 35,000$. ¡Un Yaris! Gente como esta, con una deuda gigante, un trabajo que apenas puede mantener un apartamento y tiene una mensualidad de de un BMW en las costillas, que probablemente dentro de unos años estará odiando su vida porque está trabajando hasta el cuello sin nada a su nombre más que un carro que nunca tuvo tan siquiera un encanto, y que con las carreteras y carjackings en Puerto Rico probablemente no llegará ni a los 6 años de financiamiento. Demás está decir que los que le vendieron el vehículo hicieron la venta del año. Me encuentro a mucha gente como esta, y pues me enfurece que estén así por pura ignorancia Le digo esto a las personas y aún siguen con esa ideología anticuada que las tarjetas de crédito hacen daño, que son peligrosas, que te vas a “embrollar” cuando en realidad, es el mal uso que le puedas dar. Así como las drogas, el internet y muchas cosas en la vida, es el uso que les damos lo que los hace bueno o malo. Cuando te cierras a la idea de utilizar tarjetas de crédito, te cierras a un sinnúmero de instrumentos financieros que finalmente nos dan más libertad a la hora de jugar con nuestro dinero. Hoy día no tenemos porqué estar “tan” jodios, tampoco pagando intereses en dinero prestado (salvo hipotecas o carros), cuando hay miles de opciones dadas desesperadamente por bancos peleándose por tu patrocinio.
%d bloggers like this:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close